El egoísmo es subjetivo

El egoísmo depende de los ojos desde donde lo mires.

No podemos juzgar a las personas, ni sus acciones, ni su vida, ni sus decisiones, ni sus cambios. Cuando una persona se quita la vida es triste escuchar "que egoísta, no pensó en sus seres queridos", pero no sabemos cuánto tiempo esos seres queridos fueron egoístas con ella, ni cuánto tiempo esa persona sacrificó su propia felicidad por los demás. Me resulta hipócrita escuchar eso cuando por muchos años los seres queridos fueron los egoístas.


Cuando una persona toma la decisión de quitarse la vida no creo que sea un cobarde, creo que es la persona más valiente del mundo. Decide por una vez en su vida no pensar en nadie más, dejar todo de lado y hacer por primera y última vez algo por él mismo, por su tranquilidad, sin importarle el mundo. Dejando de lado el tema religioso -porque en ese caso el suicidio tiene otro significado- sino hablando de una persona como individuo, tomando en cuenta su sufrimiento, su soledad y todo lo que puede estar viviendo... sí, es la persona más valiente del mundo. Valiente por tomar una decisión con la que todo el mundo te culpará, te juzgará, te castigará, pero ya no los escucharás. Y por tener el "valor" de llevarlo a cabo. Pasa tanto tiempo igualmente siendo juzgado y criticado que por una vez dice: ya no más, me importo más yo. Y eso es de valientes, no de egoístas.

Un ser humano puede ser muy fuerte y esconder por años sus verdaderos sentimientos. Puede pasar toda una vida complaciendo a los demás para no hacer daño con sus elecciones o decisiones. temen dejar un hogar, separarse o alejarse de todo por el qué dirán o por no parecer egoístas. Pero cuando esto pasa, estás sacrificando tus propios deseos, tu propia felicidad... entonces, ¿quién es el egoísta?

Siempre he discrepado con respecto a los pensamientos comunes de la sociedad, no entienden la profundidad de mis palabras ni la diferencia que habita en mis sentimientos. Pero cuando una persona piensa distinto es la equivocada, es la rara, es la que debe cambiar. Pero defintivamente creo que esos estereotipos de la sociedad son los que deben cambiar. No entiendo por qué a la sociedad le gusta tanto juzgar y jugar a ser maestros, a dar lecciones, cuando tantas veces están tan lejos de la razón, o mejor dicho, de la realidad.

Si creen que tienes un problema te mandan a un psiquiatra, pero cuando el psiquiatra dice algo que no quieren escuchar, entonces el psiquiatra está equivocado. Presumen ser católicos afanados, pero cuando el Sacerdote te dice algo que no les gusta, entonces es que la Iglesia es ortodoxa... es como si jugaran a ser Dios, a tener siempre razón, a ser sabios sin escuchar, ver ni comprender. Te "aconsejan" ser humilde, cuando el orgullo de la razón los carcome.

Si ves la vida desde mis zapatos, entonces el concepto "común" de egoísmo no resulta ser el mismo que el de la sociedad. Desde la perspectiva en la que yo veo el mundo no es egoísta el que cambia, es egoísta el que cree que no tuvo nada que ver; no es egoísta el que se quita la vida, es egoísta el que no entendió su sufrimiento; no es egoísta el que se va, es egoísta el que lo obligó a quedarse. Así que podría decir que el egoísmo es subjetivo, pues cada quien lo ve desde un punto de vista diferente, que pudiera ser válido, y no puedo decir que yo tengo la razón.

Pero aún desde donde estés parado, la espiritualidad es un don que debemos aprender a desarrollar, aprender a ver más allá, a encontrar siempre una posible razón a las cosas, sin juzgar, sin culpar, porque entonces... los egoístas seremos nosotros.

El ser más importante en la vida de una persona es él mismo, su relación consigo mismo, y si no eres feliz contigo mismo, con tu vida y tus acciones, entonces no lo serás con nadie más. Escúchate, y si necesitas ayuda, escucha a los profesionales -en el área que quieras- porque los familiares y amigos siempre te darán consejos a su conveniencia, incluso en el mejor sentido de la palabra. El mejor ejemplo es una madre; ninguna madre haría lo que hizo María, toda madre sería "egoísta" y escondería a su hijo del mundo, o lo haría negar a Dios sólo por protegerlo. El ser humano tiende a ser egoísta, a veces por maldad o por puro orgullo, y otras veces por proteger a los suyos o no desprenderse de ellos, pero dejemos que las personas sean individuos libres, que defiendan sus derechos, sus valores y principios, y dejémoslos ser felices, aunque esa felicidad no sea con nosotros.

Recuerden, todo es subjetivo, incluso el egoísmo. No dejes que nadie te diga cómo tienes que pensar, cómo tienes que ser o qué tienes que hacer. Sigue tus propios principios y valores, sé fiel a ti mismo, unos lo llaman egoísmo... yo lo llamo amor propio.

Lee también El falso feminismo de la mujer


2 comentarios:

  1. Excelente reflexión! Acabo de descubrir tu blog a través de la Comunidad Intensional, y realmente me tocaste fibras muy profundas con este tema... (¿será porque soy una culposa crónica que siempre teme estar comportándose DEMASIADO egoísta?) En cualquier caso me encantó leerte y seguiré explorando otros posts. Besitos!
    K.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Kassandra, gracias. Pues bienvenida y cuando quieras serás bien recibida por aquí. Estas reflexiones es importante compartirlas, porque hay muchas personas que hoy se encuentran en tu lugar, yo pasé por ahí. Muchas veces nos culpamos demasiado, nos damos golpes de pecho y nos sacrificamos por el qué dirán o qué pensarán, sin que los demás noten los sacrificios que hacemos o las tristezas que ocultamos. El amor propio es el más importante, tristemente lo confunden con egoísmo. Gracias de nuevo, ojalá pueda tenerte por aquí más seguido y tocar tantas fibras como sea posible. Te invito a leer también "El falso feminismo de la mujer" y "El matrimonio ¿el fin del sexo?. ¡Saludos!

      Eliminar

Con la tecnología de Blogger.