Método AIDA aplicado en web marketing

El método AIDA es un modelo de marketing tradicional que en la actualidad se aplica a las estrategias de web marketing para medir y analizar el tráfico de visitas a nuestra web.

Aunque un sitio web esté posicionado y contabilice un alto número de visitas, si no genera ingresos no es una página rentable. Aplicando el método AIDA a las estrategias de web marketing podemos analizar los datos asociados a la conversión de visitas en clientes.

El término AIDA hace referencia a las 4 fases que atraviesa un usuario para convertirse en cliente: atención, interés, deseo y acción. Según este modelo de marketing, primero debemos captar la atención del usuario, despertar su interés en nuestros productos, avivar el deseo de adquirirlos y finalmente generar la acción de compra.

Este método está siendo utilizado por especialistas del marketing online para analizar la calidad del tráfico a la web, y se aplica a las estrategias de web marketing de la siguiente manera:

La “A” de atención corresponde al total de visitas que recibe el portal web, captando la atención de los usuarios ya sea a través del posicionamiento en buscadores, enlaces en otras web, publicaciones en redes sociales o banners.

La “I” de interés corresponde a las visitas de calidad, que son las que permanecen en nuestro sitio por un tiempo determinado. La media de una visita de calidad es la que permanece navegando en nuestra web más de un minuto y medio y revisa más de tres páginas por visita.

La “D” de deseo se refriere a las acciones cercanas a la compra. En web marketing se consideran acciones cercanas a la compra añadir un producto al carrito, rellenar un formulario de contacto o solicitar más información por email.

La última “A” del anagrama representa la compra final del producto.

Aplicar este método a tus estrategias de web marketing es una fórmula de éxito para tus negocios en línea, sin embargo en el mercado online no se valora únicamente la acción de compra, así que no subestimes las otras fases del método AIDA.


No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.