Hidrolipoclasia

Hidrolipoclasia
Revista Arrocha Panamá
Edición Mayo 2012

Hidrolipoclasia

Elimina la grasa acumulada sin bisturí


Hoy en día se conoce una amplia gama de técnicas para solucionar el problema de una mujer con sobrepeso, celulitis o "rollitos" sin necesidad de recurrir al bisturí. La Hidrolipoclasia Ultrasónica es una técnica de liposucción no quirúrgica, no invasiva, que consiste en destruir las células grasas en un medio de baja osmolaridad como el agua, cuyo éxito para eliminar los rollos de más, sin anestesia ni riesgos, radica en el ultrasonido.


Esta técnica, aplicable a la adiposidad localizada pero no excluyente de la gordura generalizada, se refiere a la infiltración de una sustancia hiposmótica severa que consigue fragilizar la membrana de las células grasas para su posterior destrucción por el efecto de la cavitación de las ondas ultrasónicas aplicadas, y su posterior reabsorción por el propio organismo. Su proceso consiste en la inyección de agua estéril quirúrgica y pequeñas dosis de anestésicos locales en el tejido graso a destruir, para crear un medio de baja osmolaridad en torno a las células grasas; de esta forma se prepara al organismo para someterlo al fenómeno de ultracavitación.

En otras palabras, se basa en la capacidad que tiene el ultrasonido de difundir el agua. Al infiltrar los “rollitos" con agua o solución fisiológica estéril, el ultrasonido produce la cavitación, que viene a ser algo similar al estallido de la grasa. Esta grasa entra en la circulación sanguínea y se elimina con la orina.

¿En qué zonas está recomendada la Hidrolipoclasia Ultrasónica?

  • Corporal:
Para eliminar las adiposidades localizadas en zonas como revolveras, abdomen, piernas, rodillas, espalda, muslos, etc. También aplicada para romper la fibrosis, componente importante de la piel de naranja.

  • Facial:
Para adiposidades en el rostro en casos de cara muy redondeada, para eliminar la papada y mejorar la flacidez.


Técnica aplicada

1.    En primer lugar se marcan las zonas a tratar en espacios de 10 cm x 10 cm.

2.   Seguidamente se realiza la infiltración de la solución hipotónica. Mediante la acción de esta solución se consigue una osmosis inversa en los adipocitos que produce la degradación y licuefacción del tejido graso. Es decir, la materia grasa se convierte en un líquido.
En el abdomen, por ejemplo, se aplica en dos sectores, uno a cada lado del ombligo y la aplicación no dura más de tres minutos. En las revolveras se aplica una sola vez y lo mismo pasa en la cara interna de las rodillas o en las caderas. También se puede aplicar en zonas menos tradicionales como en la parte superior de los tobillos, o en los brazos.

3.   El siguiente paso consistirá en complementar la infiltración con un tratamiento de cavitación. La aplicación  externa de ultrasonido sobre la zona tratada produce efectos térmicos, mecánicos y químicos que facilitan la degradación de la grasa mediante un efecto de cavitación para permitir su eliminación del organismo. Aplicando los ultrasonidos sobre las zonas tratadas (tres o cuatro minutos por zona), se aumenta la temperatura y el flujo sanguíneo, activando la oxidación de las grasas y la oscilación de alta frecuencia libera las grasas adheridas.

Ventajas

  • Es un tratamiento permanente y definitivo, pues las células grasas no se regeneran.
  • No es invasiva y no requiere anestesia ni cirugía.
  • Ayuda a eliminar la celulitis o piel de naranja.
  • No es un tratamiento doloroso.

Desventajas

  • No es altamente efectivo para personas con gran adiposidad generalizada.
  • No es aplicable para embarazadas, aquellas personas que sufran de epilepsia, lleven marcapasos y quienes que tengan alguna infección.

Los efectos secundarios a una Hidrolipoclasia son locales, y puede haber presencia de hematomas o moretones por el liquido infiltrado e inflamaciones en el área tratada, los cuales tienden a desaparecer en 8 ó 10 días sin ninguna otra molestia. Así mismo habrá más producción de orina y es recomendable tomar más agua para facilitar la eliminación de las toxinas que se disolvieron de la grasa.



--

Joerly Mendonca

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.