Cómo evitar las puntas abiertas

Puntas saludables
Revista Arrocha Panamá
Edición Agosto 2012

PUNTAS ABIERTAS

Cómo evitarlas


Cuando el cabello está sano y cuidado luce todo su esplendor desde la raíz hasta sus puntas. Sin embargo, en ocasiones pueden aparecer ciertos problemas que le quitan ese brillo, y si este problema aparece en la puntas se hace mucho más notorio que en cualquier otra parte del cabello.


Las puntas abiertas son el resultado del estrés que presiona al cabello hasta su punto de quiebre. Cada fibra capilar está encerrada por la cutícula, que protege el núcleo más frágil de la fibra capilar para que no se dañe. El estrés del calor y los peinados, la excesiva fricción e incluso el clima pueden dañar la cutícula y degradar sus capacidades protectoras, lo que provoca que se dañe el cabello. Si se produce daño suficiente, la cutícula ya no puede mantener envueltos juntos los componentes de la fibra interna, lo que provoca las puntas abiertas.

¿Por qué se parten las puntas?

1- Cabello seco. Generalmente las puntas se parten porque el cabello está seco, y al exponerlo a algunos factores no soporta el estrés, por lo que las puntas se van abriendo o secándose generando las orquetillas.

2- Tipo de cabello. Entre más fino es el pelo resulta más frágil, dañándose con más rapidez.

3- Edad. Después de cierta edad el pelo empieza ponerse más delgado y por esta razón se parte más fácilmente.

4- Tratamientos químicos. El tinte, las permanentes y otros tratamientos para el cabello pueden dañar la cutícula del pelo.

5- Calor. Si se usan herramientas de calor como la plancha y el secador sin tomar precauciones el pelo puede quemarse y dañarse.

6- Falta de nutrientes. Si hay deficiencia de algunos nutrientes el cabello se debilita.  

7- Largo del cabello. Entre más largo el pelo con más facilidad se dañan las puntas, porque la grasa del cuero cabelludo no llega a ellas.

Tomar medidas para mantener el cabello sano también ayuda a asegurar la salud de tu cutícula y por lo tanto es la mejor manera de evitar las puntas abiertas. Entre estas medidas se incluye cepillar el cabello sólo cuando sea necesario y usar un acondicionador cada vez que se lave el cabello con champú. Los acondicionadores para el cuidado del cabello pueden minimizar el daño que pueden provocar las prácticas de peinado diarias y el clima natural, y ayudar a evitar la formación de puntas abiertas.

Recomendaciones para cuidar las puntas del cabello

·        Usar un peine de dientes anchos para desenredar el cabello.

·        No frotar el cabello con la toalla después de lavarlo, sólo debe secarse ligeramente.

·        No desenredar el cabello inmediatamente después de haber sido lavado, ya que el pelo se encuentra  muy frágil y pueden formarse orquetillas con facilidad.

·       Si tienes que exponer el pelo al calor o te haces tratamientos químicos es necesario usar mascarillas acondicionadoras y disminuir el uso del calor o hacerse los tratamientos con menor frecuencia.

·       Realizar cortes periódicos de la puntas permite que el cabello esté más saludable a la vez que se va quitando las partes en las cuales el daño es más visible.

·       No usar el secador de cabello muy cerca de éste ni tampoco cuando se encuentra de húmedo a seco, ya que lo estaría maltratando y resecando. El secador debe ser empleado únicamente cuando el cabello está de mojado a húmedo y mientras más frío sea el aire, menos daño causará.

·       Es importante tener una dieta saludable que aporte vitaminas y minerales.

·       Evitar exponer el cabello al sol fuerte, sobre todo el del mediodía. Para esos casos usar un filtro solar para el pelo o cubrirlo.

·      Si usas el secador o plancha con frecuencia, utilizar productos para protegerlo del calor.

·       Hay una gran cantidad de tratamientos caseros para el cabello que te pueden ayudar a mantener las puntas sanas como el aguacate y los aceites naturales.

·      Evitar lavar el cabello más de lo necesario y aplicar champú sólo una vez.

TRUCOS CASEROS PARA PUNTAS ABIERTAS

Mezclar aceite de almendras con un poco de huevo batido y una cucharada de miel. Aplicarlo un par de veces por semana sobre las puntas da excelentes resultados.

Aplicar un poco de aceite de oliva cada tres días antes de irse a dormir, sin enjuagar luego.
Colocar compresas de aceite de ricino y miel tibios y quitar después con champú. Éstos actúan como astringentes cerrando las puntas.

Hervir hojas de manzanilla, lavar las puntas del cabello con parte de esa agua, y con el resto empapar una toalla y enrollar en el cabello por 20 min.

--

Joerly Mendonca 

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.